Plaza Mayor de Aranda de Duero

¿Qué ver en Aranda de Duero?

Aranda de Duero es la tercera ciudad más poblada de la provincia de Burgos y la capital de la comarca de la Ribera del Duero, lo que la convierte en uno de los mejores lugares para los amantes del enoturismo. Se encuentra a 150 km de la capital, por las carreteras A-1 y N-122.

La comarca destaca por sus vinos denominación de origen Ribera de Duero y su gastronomía. Visitando la ciudad se puede apreciar su historia, paseando por las calles donde llegaron a residir reyes y grandes figuras de la época, como Isabel I de Castilla o Napoleón.

Lugares que visitar en Aranda de Duero

Si quieres saber qué ver en Aranda de Duero y no perderte ningún punto de interés, este artículo te servirá como guía para descubrir los lugares más bonitos, conocer un poco más su historia, los horarios y disponibilidad para visitarlos.

Puente Conchuela y Puente de las Tenerías

La razón por la que acercarse a ver estos puentes es su gran estado de conservación, ya que ambos se encuentran prácticamente igual a su aspecto original.

El Puente Conchuela se construyó sobre el río Arandilla, afluente del Duero, para dar acceso al monte del mismo nombre, que es propiedad municipal. A pesar de que existen diferentes explicaciones para el curioso nombre de este puente, la más extendida hace referencia a que adquirió esta denominación de Conchuela durante la aparición de una peste muy virulenta en Castilla, en la que para salvaguardar a la población de Aranda, la ciudad decidió aislarse mediante la construcción de una puerta en el puente, que tendría un llamador de metal con forma de concha, y de aquí su nombre.

Por su parte, el puente de las Tenerías es un puente románico de origen medieval. Se sitúa sobre el río Bañuelos, otro afluente del río Duero. En este caso, su nombre se debe a que el puente era el lugar en el que se trabajaban y curtían las pieles. Se encuentra al lado del parque Bañuelos y a escasos metros de la Iglesia de San Juan.

Puente de las Tenerias e Iglesia de San Juan
Puente de las Tenerias e Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan

Esta Iglesia se construyó en varias etapas. En la primera de ella, a finales del siglo XII, se erigió la torre-campanario, en el punto más alto de la villa como elemento defensivo. Más adelante, alrededor de los siglos XV y XVI se modificó para alcanzar el aspecto con el que la conocemos ahora. En 1982, fue declarada monumento nacional.

En la actualidad es un Museo de Arte Sacro, que reúne una muestra de obras procedentes de las diferentes iglesias de Aranda de Duero. Si te apetece conocer algo más de la historia del lugar es un buen sitio para visitar. En su página web puedes encontrar más información.

El momento más importante en la historia de la iglesia fue la acogida del Concilio de Aranda, celebrado en 1473, y cuyo fin fue combatir el atraso y la vida indisciplinada de algunos eclesiásticos y en el que la Iglesia tomó partido en favor de Isabel I de Castilla.

Tan solo a unos pasos de la Iglesia de San Juan encontramos la Casa de las Bolas, también muy relacionada con la reina Isabel I de Castilla.

Casa de las Bolas

Su singular nombre viene de las bolas que componen la fachada. Esta emblemática casa se construyó alrededor del siglo XV, y acogió a grandes figuras de la época, como la reina Juana de Avis, esposa de Enrique IV y a una joven Isabel I de Castilla.

Cuentan que debido a su proximidad con la Iglesia de San Juan, Isabel escuchaba la eucaristía a través de la pequeña ventana de la fachada. Además, estos años puede que determinasen el sólido carácter católico de la futura reina de Castilla, pues en esa época el único templo católico de la villa era el de San Juan, ya que en ese momento, la iglesia de Santa María, que se encuentra muy cerca de esta casa, estaba aún en construcción.

En la actualidad, el interior es un museo que acoge una colección permanente y diferentes exposiciones temporales. Si te interesa visitarlo puedes ver en su pagina web los horarios y las exposiciones que está acogiendo actualmente.

Iglesia de Santa María la Real

Es el edificio más representativo de la villa, se construyó alrededor de 1.400 y su fachada, que es la parte más emblemática del edificio, por su carácter gótico isabelino, fue terminada entre 1.514 y 1.516. Se construyó sobre una iglesia anterior de estilo románico de la que solo se conservó la torre. Es muy recomendable entrar al interior, con forma de cruz latina de tres naves, para poder ver el púlpito, el retablo mayor, la escalera de subida al coro. El horario de visita es de Martes a Domingo: 10.00 h a 14.00 h por la mañana y de 17.00 h a 19.00 h durante la tarde.

Iglesia de Santa Maria Aranda de Duero
Iglesia de Santa Maria

Esta iglesia se encuentra en pleno centro de Aranda de Duero, a menos de 5 minutos de la Plaza Mayor, y ejemplifica el periodo de mayor prosperidad y sobre el que se produjo el crecimiento urbanístico de la ciudad.

Plaza Mayor y Ayuntamiento de Aranda de Duero

Junto con la Plaza del Trigo y la calle Isilla es el epicentro de la ciudad, antiguamente acogía los mercadillos y hoy todavía guarda los soportales donde se sitúan diversos comercios.

Ayuntamiento de Aranda de Duero
Ayuntamiento de Aranda de Duero

En la plaza se encuentra el ayuntamiento, y cuyo principal distintivo, la torre principal, servía como arco de acceso para entrar a la ciudad desde el puente sobre el río Duero.

Calle Isilla y Plaza del trigo

Es la calle más comercial de la ciudad y donde se concentran muchos de los comercios locales, bares y restaurantes donde puedes probar el lechazo y el vino típico de la ciudad. Además, en esta calle se encuentran el teatro y la biblioteca municipal. La rúa se recorre en 5-10 minutos y desemboca en la Plaza del Trigo.

Plaza del Trigo Aranda de Duero
Plaza del Trigo durante la celebración del Sonorama

Esta plaza también es conocida por acoger conciertos durante el famoso Festival del Sonorama. La plaza del Trigo se nombró así porque antiguamente era el mercado de cereales de la villa. Debajo de ella, se encuentran numerosas bodegas subterráneas y en los soportales se encuentra la bodega Tierra Aranda.

Palacio de los Berdugo y Plaza del Rollo

También muy cerca de la calle Isilla se encuentra la plaza del Rollo y, frente a esta, el Palacio de los Berdugo, en cuya fachada de piedra de sillería están representados los escudos de las familias poseedoras: Berdugo, Durango, Mansilla y Tamayo. Esta fachada es una muestra de la arquitectura típica castellana del siglo XV.

Frente al Palacio se encuentra la Plaza del Rollo, en cuyo centro se sitúa el rollo jurisdiccional. Este rollo estaba antiguamente ubicado en la Plaza Mayor y representaba los poderes jurisdiccionales de la villa, que en la época tenía un enorme valor simbólico, ya que hacía referencia el poder de la villa. Su estilo es gótico y su parte más alta está rematada con un cuadrado en el que están dibujados los escudos de la villa.

Enoturismo en Aranda de Duero

Una de las actividades que no te puedes perder si vienes a Aranda de Duero es visitar sus bodegas subterráneas. La villa posee un total de 7 km de bodegas subterráneas y galerías, que datan desde el siglo XII al XVIII.

Bodega Don Carlos 

  • Ubicación: Calle Isilla, 1.
  • Horario: L-J: 10:30- 14:00 y 17:00 – 20:00; V-S: 11:00 – 14:00 y 17:00 – 21:00.
  • Precio: 6 € la visita guiada y 8 € la visita teatralizada.

Bodega Bar «El Lagar Isilla»

  • Ubicación: Calle Isilla, 18 –
  • Horario: abierto todos los días, excepto domingo, a partir de las 18:00 h.
  • Precio: gratuita (no necesaria reserva)

Bodega Bar Peñacoba

  • Ubicación: Calle Barrio Nuevo, 29 .
  • Horario: abierto todos los días, excepto domingo.
  • Precio: gratuita para los clientes.

Centro de Interpretación del Vino

  • Ubicación: Plaza Mayor, 13
  • Horario: L-S: 11:00 – 13:00 y 17:00 – 18:00 h D y festivos: de 11:00 – 13:00 h
  • Visitas guiadas: Sabados: 12:30 y 17:00 h. | Domingos a las 12:30 h.

A diferencia de las anteriores, la bodega Martín Berdugo no es una bodega subterránea, sino de preparación de vino que funciona a día de hoy y es una de las más importantes de la Ribera del Duero. Durante su visita te explican todo el proceso de elaboración del vino, desde el cultivo hasta el embotellado. Además desde su sala de catas y terraza hay unas vistas maravillosas a las numerosas hectáreas de viñedos.

Bodega Martín Berdugo

  • Ubicación: Carretera de la Colonia 12
  • Horario: L-V: de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 h (Se requiere cita previa)
  • Precio: 12€.

¿Qué ver en Aranda de Duero con niños?

Una buena opción para ver Aranda de Duero con niños es visitar el Parque Virgen de las Viñas. Es un parque en las afueras de la ciudad que cuenta con zona de juegos para niños. Además tiene un paseo ajardinado con diferentes esculturas y monumentos que antes pertenecían a la ciudad y que fueron trasladados aquí para poder seguir disfrutando de ellos de una forma más relajada.

Durante el paseo podrás ver estanques y pequeños puentes que los atraviesan, que por sí solos bien justifican la visita a este lugar. También es el sitio perfecto para realizar un plan alternativo a la visita turística de la ciudad, sobre todo si tienes perro y os apetece pasear.

El nombre de Virgen de las Viñas proviene de una leyenda que cuenta como en el siglo XII un labrador encontró una imagen de la Virgen que había sido escondida años antes por cristianos que huían de la zona, para protegerla de la invasión sarracena.

Años después la Virgen se apareció al labrador para contarle dónde estaba la imagen y que quería que se construyese una ermita en ese lugar. Obviamente, nadie creyó al pobre labrador y entonces la Virgen le ofreció un racimo de uvas maduras en una época del año en la que no era posible encontrarlas en tal estado. Fue entonces cuando el pueblo le creyó, y unos años después se levantó esta ermita, que se encuentra al final del parque en el lugar donde aquel labrador encontró la imagen de la Virgen de las Viñas.

Por todas estas cosas que ver en Aranda de Duero, la visita a la ciudad es más que merecida, además de poder disfrutar de sus vinos y gastronomía.

¿Qué ver en Aranda de Duero en un día?

En caso de que solo dispongas de un dia para visitar Aranda de Duero te recomiendo el siguiente plan:

Para la mañana, es recomendable aprovechar la luz del dia para ir al puente de las Tenerías, luego subir por la cuesta a la Iglesia de San Juan y la Casa de las bolas y terminar la mañana en la Iglesia de Santa María la Real.

Después, puedes parar a almorzar en alguno de los bares cercanos a Santa Maria y visitar alguna de las bodegas subterráneas que se encuentran por esa zona (esto es una actividad que no te puedes perder si vienes a Aranda de Duero).

Para comer puedes ir a cualquiera de los restaurantes que se encuentran por esa zona ya que hay muchos y por la tarde, puedes terminar el dia en la calle Isilla, la plaza del Trigo, la plaza Mayor y el Palacio de los Berdugo.

¿No sabes dónde alojarte en Aranda de Duero o alrededores? 👇

Alberto Romero Gil

Autor de este artículo